Martes 7 Julio 2020

 facebook  twitter  instagram 

Los alcaldes de varios municipios trasladan su reclamación al consejero de Salud de la Junta

mollinaFuente: laopniniondemalaga.es

Los municipios de Mollina, Alameda, Humilladero y Fuente de Piedra se han reunido con el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, con el objetivo de reclamarle la puesta en marcha de un segundo equipo médico exclusivo para el centro de salud de Mollina.

En la actualidad, el centro de salud de Mollina dispone de un equipo para la atención de emergencias desde las 3 de la tarde hasta las 8 de la mañana del día siguiente de lunes a viernes y las 24 horas los sábados, domingos y festivos. Sin embargo, este servicio no sólo debe atender las urgencias internas del centro, sino también las externas de los pueblos de Alameda, Humilladero y Fuente de Piedra.

Además, este equipo compuesto por un conductor de ambulancia, un enfermero y un médico, debe atender desde las 10 de la noche hasta las 8 de la mañana siguiente la zona de Antequera, por lo que se desplaza de sede hasta el hospital de Antequera, «quedando desatendido el centro de salud de Mollina», informó el alcalde de esta localidad, Eugenio Sevillano.

La reivindicación de estos municipios, junto con el Sindicato Médico de Málaga y la plataforma vecinal es la de «un segundo equipo, que se destine en exclusividad las 24 horas para el centro de salud de Mollina. Esto podría significar que el actual equipo vaya a Antequera y ya ninguna de las poblaciones quedaría desatendida», señaló Sevillano.

«De la reunión con el consejero no podemos decir que hayamos salido con grandes esperanzas pues no hubo ninguna promesa. Solo que se va a crear una comisión de técnicos que van a estudiar el caso», destacó el alcalde mollinato. En estos primeros 80 días del año el equipo de urgencias de Mollina ya ha atendido 4.630 casos.

@Enrique_toro

Hola soy médico. Trabajo desde hace dos décadas para la sanidad pública como Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.  No sé si publicará esta carta, pero por lo menos lo intento.

He revisado entre el asombro y el regocijo las noticias al respecto del bragado maquinista capaz de parar su tren para no poner en peligro potencial a sus ocupantes, al superar el tiempo que de forma continuada podía conducirlo. Digo bragado porque hay que tener valor para exponerse al calvario de investigaciones, expedientes, sanciones y demás presiones que la empresa le va a hacer soportar. Seguro había sido más fácil seguir hasta llegar a su destino, como seguro él mismo y muchos de sus compañeros, ha hecho otras veces, ya que, hasta que pasa, nunca pasa nada, por conducir dos o tres horas más.