Jueves 29 Julio 2021
YTUBE facebook twitter instagram

 

Notas de Prensa

CABSMMA

El agresor se negó inicialmente el pasado sábado a que se le realizase una técnica necesaria a su hijo, aunque posteriormente obligó a que se llevase a cabo la intervención en su presencia y siendo grabada con el teléfono móvil

conc140621hmi1

Si el pasado jueves este sindicato denunció la agresión de un paciente a un médico del Hospital Clínico de Málaga que le rompió la nariz y aún se encuentra recuperándose de las lesiones, tan solo 48 horas después se produjo otro caso de violencia contra los sanitarios en la provincia.

El sábado 12 de junio, durante la guardia en la UCI Pediátrica del Hospital Materno Infantil, el padre de uno de los niños ingresados amenazó a un grupo de enfermeros y a una facultativa por negarse a que se le realizase una técnica necesaria a su hijo (canalización de acceso venoso), aunque posteriormente obligó a que se llevase a cabo dicha intervención en su presencia y siendo grabada con su teléfono móvil.

La actitud agresiva del padre provocó que los sanitarios avisaran a los vigilantes de seguridad del centro hospitalario y a la Policía, cuyos agentes presenciaron los insultos y amenazas.

La compañera, que interpondrá una denuncia, está físicamente bien, pero el estrés que le produjo la situación le está provocando insomnio y otros síntomas relacionados con la ansiedad, algo que se está expandiendo en los centros de salud y hospitales de Málaga con el incesante incremento de agresiones físicas y verbales que sufren los facultativos.

El SMM condena cualquier tipo de agresión a los sanitarios. Por ello, médicos se han concentrado hoy en el Hospital Materno Infantil y en el Hospital Regional en repulsa por estos hechos. 

conc140621hru1

Málaga, 14 de junio de 2021