Jueves 29 Julio 2021
YTUBE facebook twitter instagram

 

Notas de Prensa

 CABSMMA

El SMM se ha concentrado esta mañana en el centro de salud de Cruz de Humilladero, donde un paciente y su pareja  que solicitaron una muleta se enfrentaron a los profesionales  porque no le dispensaron este material

Los médicos, convocados por el Sindicato Médico de Málaga (SMM), se han concentrado esta mañana en el centro de salud de Cruz de Humilladero para denunciar el último caso de violencia a una médica, a una enfermera y a un celador del Dispositivo de Apoyo de Urgencias (SUAP) de este centro que tuvo lugar el pasado lunes día 7 de diciembre.

Un paciente solicitó una muleta a los profesionales que se encontraban atendiendo a otros usuarios en el servicio de Urgencias. Ante la negativa de dispensarle este material porque estos centros no disponen de ello, el individuo comenzó a insultar a la facultativa y a la enfermera a voces. Posteriormente, la pareja del paciente también se dirigió a los sanitarios con actitud intimidatoria e insultos, momento en el que tuvo que intervenir el celador para que no agrediera a los compañeros. Tras esto, se llamó a la Policía Local, que levantó un atestado sobre lo sucedido, antes de iniciar todos los trámites oportunos para formalizar la correspondiente denuncia.

El suceso, aunque actualmente este tipo de centros con puntos de Urgencias en Málaga (El Palo, Cruz de Humilladero y Puerta Blanca) cuentan con personal de seguridad, se produjo en el tramo horario en el que se ausenta el vigilante.

Este centro de salud es el que más casos de agresiones padece dentro del Distrito Sanitario Málaga, siendo las mujeres las que más sufren este tipo de acciones violentas.

El SMM apoya a los profesionales agredidos, insiste en que la Administración debe tomar medidas más contundentes ante estos hechos que no solo siguen incrementándose, también está aumentando el grado de violencia, y los seguirá denunciando públicamente y en los juzgados.

Asimismo, este sindicato pide a la sociedad que respete las normas sanitarias, las cuáles se ha demostrado que cuando se cumplen hay menos riesgo de contagio y muerte, del mismo modo que insta a la Justicia a que actúe con mayor firmeza con estos desaprensivos. 

Málaga, 11 de diciembre de 2020

 

 

Hola soy médico. Trabajo desde hace dos décadas para la sanidad pública como Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.  No sé si publicará esta carta, pero por lo menos lo intento.

He revisado entre el asombro y el regocijo las noticias al respecto del bragado maquinista capaz de parar su tren para no poner en peligro potencial a sus ocupantes, al superar el tiempo que de forma continuada podía conducirlo. Digo bragado porque hay que tener valor para exponerse al calvario de investigaciones, expedientes, sanciones y demás presiones que la empresa le va a hacer soportar. Seguro había sido más fácil seguir hasta llegar a su destino, como seguro él mismo y muchos de sus compañeros, ha hecho otras veces, ya que, hasta que pasa, nunca pasa nada, por conducir dos o tres horas más.