Viernes 24 Enero 2020

 facebook  twitter  instagram 

Asegura que «no descarta movilizaciones de la masa social sampedreña» si la Junta no reanuda las actuaciones "en breve" - La formación reclama reunirse con el consejero del ramo

Fuente: laopiniondemalaga.es

OSP advirtió ayer de que baraja emplazar a los vecinos de San Pedro Alcántara a que se movilicen si la Junta de Andalucía no reemprende «en breve» las obras del centro de salud del núcleo de población, bloqueadas desde mediados de noviembre.

En una nota de prensa, la formación sampedreña avisó de que «no descarta movilizaciones de la masa social sampedreña a fin de disponer en San Pedro Alcántara de un centro de salud moderno y acorde a las necesidades de los vecinos de nuestro pueblo».

OSP señaló que ha solicitado una reunión con el consejero de Salud, Jesús Aguirre, para conocer las razones por las cuales la Junta ha parado las obras del equipamiento sanitario, cuya entrada en funcionamiento estaba prevista para abril, y la planificación para culminarlas.

«En la actualidad, no sólo está paralizada la obra, sino que está abandonada y sin vigilancia, por lo que se están realizando actos vandálicos y de sustracción de materiales allí depositados», apuntó OSP, que cuenta con dos concejales en la Corporación municipal y que gestionó durante el pasado mandato la Delegación de Hacienda del Ayuntamiento y la Tenencia de Alcaldía de San Pedro.

La petición de la cita se produce después de la «alarma social» que ha causado el bloqueo de las actuaciones, según la formación sampedreña, que señaló que la solicitud de la reunión es «la primera actuación de muchas que se llevarán a cabo» si la Junta no reanuda las obras.

La construcción del centro de salud fue un compromiso que adquirió la Junta a cambio de que OSP apoyara la investidura como alcalde de Marbella del socialista José Bernal tras las elecciones municipales de 2015. Ayuntamiento y Junta firmaron el convenio para construir el centro de salud en junio de 2017 tras, según OSP, su «pertinaz insistencia». En las últimas semanas de aquel verano, la formación sampedreña firmó una moción de censura con el PP que permitió a Ángeles Muñoz recuperar la alcaldía en detrimento de Bernal.

«En octubre de 2018, tras el período de licitación, comenzaron las obras que se desarrollaron con buen ritmo hasta que en noviembre de 2019, la empresa constructora abandonó la obra, tal y como denunciaron nuestro concejales en rueda de prensa en aquella fecha», indicó OSP.

La Consejería de Salud del Ejecutivo regional aseguró a finales de noviembre que el bloqueo del equipamiento sanitario es una «interrupción temporal» motivada por la gestión de «una serie de trámites administrativos». La Consejería indicó entonces que las obras se reanudarían «a la mayor brevedad posible».

El centro de salud cuenta con una inversión de 4,6 millones de euros y dispondrá de una superficie construida de unos 3.400 metros cuadrados.