Málaga

Medio millar de vecinos vuelven a manifestarse para exigir que se cumpla una reivindicación histórica en el distrito

Fuente: diariosur.es

Sin consignas políticas ni bandos ni ningún tipo de interés partidista, sólo cargados de la razón que les dan 12 años de reivindicaciones y de la frustración acumulada tras tantas promesas incumplidas, los vecinos de Churriana han vuelto a echarse este viernes a la calle para exigir que su centro de salud, inaugurado en 2008, cuente con un servicio de urgencias de 24 horas. Tras la movilización que protagonizaron hace dos meses, la Junta de Andalucía se comprometió a que esta legislatura será una realidad la apertura de un módulo anexo al ambulatorio para que los 20.000 censados en este distrito no tengan que acudir a Alhaurín de la Torre o Puerta Blanca si necesitan un médico de ocho de la tarde a ocho de la mañana. El problema es que en Churriana están «hartos de esperar, de buenas palabras y de engaños» y reclaman que se den ya los pasos necesarios para equipar con medios humanos y materiales el módulo construido hace varios años para tal fin. «Nos dijeron que para 2023 como muy tarde, pero ese año hay elecciones autonómicas, habrá nuevo gobierno y volveremos con la misma historia de siempre», advierte Elvira Bernal, una de las promotoras de la plataforma ciudadana 'Urgencias para Churriana ¡Ya!'.

Al grito de «Es una vergüenza que Churriana esté sin urgencias» o «Estas urgencias las vamos a abrir», en torno a medio millar de personas han iniciado el recorrido desde la plaza del Mirador para, a partir de ahí, abrirse paso por la calle Torremolinos y enfilar el camino hacia el centro de salud, elegido como punto final de una protesta que prometen que no será la última hasta tener la certeza de que, esta vez sí, Churriana tendrá un dispositivo de urgencias activo todo el día. Y, por supuesto, con su correspondiente ambulancia para reducir los tiempos de respuesta en caso de emergencia.

«A estas horas ya no te puedes poner malo hasta el lunes», se queja Manuel Ramos, que debido a la enfermedad de su esposa es un habitual de los servicios de urgencias. Y es que, a día de hoy, el centro de salud atiende de 8.00 a 20.00 horas. Fuera de esa franja, las alternativas más próximas son las urgencias de Alhaurín de la Torre y de Puerta Blanca, aunque por una simple cuestión de cercanía la mayoría opta por las del municipio vecino.

Como una pieza de dominó, esta situación agrava la carga de trabajo de los profesionales de este centro sanitario, que atiende a una población de 40.000 habitantes. ¿El resultado? «Cada vez que van te mandan al Clínico porque no dan más de sí», apunta Diego Navajas, quien rememora cómo acabaron cumpliéndose los temores de los vecinos cuando se inauguró el centro de salud. «Prometieron que más adelante abrirían las urgencias, pero se sabía lo que iba a pasar», se lamenta.