Domingo 21 Abril 2019

 facebook  twitter  instagram 

Ayer, de forma escueta, se presentó en mesa sectorial (a la vez que se presentaba a la prensa) un nuevo modelo de Atención Primaria. También se dieron algunas pinceladas sobre el ya anunciado y comenzado plan de choque quirúrgico.

Fuente: sindicato Médico Andaluz

Según el modelo presentado en 10 diapositivas para la Atención Primaria, serán atendidos 30 pacientes citados a demanda en dos periodos de 2 horas y con un intervalo de 7 minutos cada uno, habrá además una consulta telefónica de atención a pacientes de una media hora de duración en la que deberán atenderse unas 5-6 llamadas de pacientes, se citarán además 5 pacientes de consulta programada en un periodo de hora y cuarto (uno cada 15 minutos) y por último habrá una zona horaria de 45 minutos, dedicada a avisos a domicilio, formación continuada e investigación. En total 41 pacientes atendidos más los avisos a domicilio.

Es evidente que este modelo no responde a las reivindicaciones que los médicos de Atención Primaria venían solicitando ya que no se cumple la condición innegociable de “al menos 10 minutos por paciente”, pero también es cierto que si este modelo fuera una realidad, mejoraría las condiciones laborales de los médicos de familia. El Sindicato Médico Andaluz (SMA) manifestó en el seno de la mesa que estos intentos de renovación de agendas ya se habían producido con anterioridad y que nunca han conseguido acercarse a las reivindicaciones que el médico de Atención Primaria exige hoy.

Desconocemos cómo piensan llevar a cabo este modelo. No sabemos si existe un presupuesto para ello, tampoco sabemos cuántos médicos haría falta contratar para ponerlo en marcha ni de dónde van a salir dichos médicos. Por supuesto también es un enigma como van a conseguir que agendas que actualmente tienen 50 o 60 pacientes citados, bajen a solo 30 - ¿Qué se hará con los que no puedan ser citados? - o qué pasará cuando haya más demanda que citas y se plantee la posibilidad de los temidos “bises”. Los tiempos para avisos domiciliarios, formación, investigación y docencia son incompatibles, pues no es posible realizar avisos domiciliarios en 45 minutos y disponer de tiempo de sobra para el resto de las actividades. Tampoco se han contemplado en este modelo, los tiempos necesarios para programas como la teledermatología, cirugía menor, TAO, urgencias o la cobertura de las ausencias de los compañeros. Es decir, el número final de pacientes que serán vistos a diario, con toda probabilidad, será muy superior al previsto.

A todo esto hay que añadir que la administración pretende quitar carga administrativa al médico, compartiendo la gestión asistencial y esto nos recuerda en exceso la tan nefasta “gestión compartida” ideada por la anterior Consejería.

Ojalá este nuevo modelo de agenda en Atención Primaria sea factible, porque no cabe duda de que supone un avance, pero para ello es necesario implementar un paquete de medidas económicas y organizativas que aún están por determinar.

Estaremos atentos para comprobar si esta reforma llega a plasmarse y para exigir un paso más hacia el logro de nuestras reivindicaciones que siguen intactas desde hace meses.

Este plan está muy verde y nuestra impaciencia muy madura. Difícil binomio. Ojalá el tiempo nos conduzca a un punto de encuentro definitivo porque esto redundará sin duda en beneficio del ciudadano.

En cuanto al Plan de choque quirúrgico, nada nuevo. Una presentación de 11 diapositivas sin datos económicos ni previsiones de impacto. No disponemos del documento oficial porque no se nos hizo entrega del mismo. No sabemos número de quirófanos, ni horarios, ni personal implicado, ni retribuciones, ni dinámica de ejecución.

En cualquier caso, nuestra opinión sigue siendo la que hemos vertido días atrás y no difiere mucho de la que acabamos de mostrar con respecto a la Atención Primaria, porque creemos que estos planes, aunque plantean un escenario de mejora, no son realistas ni suficientes.

Estamos a favor de cualquier medida que consiga mejorar el estado de las listas de espera y por supuesto, creemos que incentivar y remunerar adecuadamente a los profesionales o contratar mas personal, son medidas necesarias y plausibles. Entendemos también las premuras de tiempo y las prisas por mejorar, pero nada de esto es obstáculo para que se pida opinión a los profesionales.

No es admisible que la administración no negocie ni informe adecuadamente a los sindicatos presentes en mesa sectorial de temas tan trascendentes como estos.

Los profesionales queremos participar en el futuro de la sanidad pública andaluza porque estamos convencidos de que somos los más profundos conocedores del problema y de las vías de solución. Sin nuestra colaboración nada será posible y no podemos apoyar por mucho tiempo lo que desconocemos en detalle.

Estaremos atentos, exigiremos planes definitivos que planteen soluciones a esta lacra de la demora quirúrgica, exigiremos participación y consenso y, mientras todo esto llega, seguiremos haciendo crítica a la vez que tiramos de paciencia y confiamos en que las cosas marchen por un camino de reforma seria y eficiente.

Nuestra única misión es defender los intereses laborales y profesionales de los facultativos andaluces y de ahí no pensamos movernos.

Comité Ejecutivo SMA

 

Área privada

Introduzca sus credenciales para acceder a la parte privada de la web

Convenio para los Afiliados

Nuevo curso Bolsa MIR

El fraude de las Subastas

BAELO