Lunes 10 Diciembre 2018

 facebook  twitter  instagram 

  • Noticias

Los médicos quieren cotizar sus guardias como los bomberos y los policías

 

Las guardias son obligatorias para los médicos y suponen un incremento amplio de la jornada laboral total... Sin embargo, todas estas horas de trabajo a mayores no contabilizan ni para la cotización, ni como tiempo productivo de cara a la jubilación. El Sindicato Médico lleva más de una década reclamando que se apliquen los mismos índices correctores de cara a la jubilación que a los policías o los bomberos, profesiones donde también se hacen guardias.

Fuente: redaccionmedica.com

"Para estas profesiones el año de trabajo se contabiliza como 1,1 o 1,2 años, algo que el Estado tiene en cuenta y permite jubilaciones anticipadas. Esto se debería aplicar también a los médicos por el sobreesfuerzo que hacen", afirma Vicente Matas, coordinador del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada (CESM).

En este sentido, Pilar Bartolomé, secretaria de Salud Laboral de CESM, señala que "un médico que ha hecho guardias durante 30 años ya ha trabajado más tiempo que un sanitario con más de 40 años de experiencia. Sin embargo, las condiciones de jubilación y cotización son similares para ambos".

La jubilación flexible no es exclusiva de policías y bomberos, también los ferroviarios y los artistas, por convenio, pueden reclamar su pensión a una edad inferior que otras personas. "No se tiene en cuenta el desgaste físico y mental de los facultativos, cuya salud, además, es fundamental, para poder cuidar la salud de otros", subraya.

"Si se eliminan las guardias, el Estado tendría que duplicar la plantilla de médicos"

La excusa económica de los Gobiernos

Bartolomé y Matas lamentan que su reclamo "no haya interesado a ningún Gobierno, de cualquier signo político" y consideran que los motivos son "de carácter económico". "Gracias a las guardias la Administración se ahorra salarios. Tendría que duplicar la plantilla de médicos si no fuera por ellas. Las guardias son un trabajo esclavista basado solo en criterios económicos", defiende la representante sindical.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que un trabajador envejece prematuramente cinco años por cada 15 de trabajo nocturno. Muchas guardias son nocturnas por lo que las consecuencias para la salud son importantes.

Entre ellas, CESM destaca "problemas circulatorios como la hipertensión, alteraciones digestivas, trastornos del sueño, neurosis, trastornos endocrinos y metabólicos. Y no hay que olvidar los problemas ginecológicos, ya que el trabajo nocturno provoca un número mayor de abortos y partos prematuros".

 

 

Área privada

Introduzca sus credenciales para acceder a la parte privada de la web

Convenio para los Afiliados

El fraude de las Subastas

BAELO