Lunes 16 Septiembre 2019

 facebook  twitter  instagram 

Notas de Prensa

 

CABSMMA

Dos años después de su apertura, los incumplimientos del SAS han condenado su funcionamiento a una realidad inhumana en la que escasos facultativos atienden a demasiados pacientes

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) ha convocado una concentración en la Puerta de Urgencias del Hospital Valle del Guadalhorce con la que, este viernes 21 de diciembre a las 10.00 horas, reiterará su denuncia de la “situación catastrófica” en la que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha sumido a este centro.

Desde el Sindicato Médico, condenamos enérgicamente que, dos años después de la apertura del Hospital del Guadalhorce, los incumplimientos del SAS hayan abocado su funcionamiento a una situación inhumana, en la que escasos facultativos atienden a demasiados pacientes.

El SMM lleva todo un año alertando a la dirección del centro sanitario del deterioro de las condiciones laborales y de sus severas consecuencias en el día a día del hospital “sin obtener fruto alguno”, según reivindica el presidente del SMM, Antonio Martín Noblejas.

En días pasados, el Sindicato Médico ya denunció enérgicamente en los medios de comunicación lo que ya había sido denunciado por las vías internas por los médicos del Hospital Valle del Guadalhorce. De hecho, desde hace un año se viene advirtiendo, por activa y por pasiva, de una sobre explotación hiriente, sobrehumana y que atenta gravemente contra los derechos de los trabajadores, sus riesgos laborales y la de los pacientes.

El ratio médico-paciente que aconsejan las Sociedades Científicas en Urgencias está a años luz de su realidad. El número de pacientes se ha ido incrementando y la plantilla de médicos es insuficiente. Los facultativos denuncian jornadas laborales de hasta 200 horas mensuales y una sobrecarga asistencial insoportable que hace que, para poder conciliar la vida familiar y laboral, más de la mitad de ellos precisen de una reducción de jornada, al afectar a su salud laboral.

Por tanto, con la concentración de este viernes reiteramos la necesidad de que el SAS cumpla, al fin, sus promesas y ofrezca soluciones inmediatas que repercutan en el bienestar de todos, de profesionales y de pacientes.