Lunes 16 Septiembre 2019

 facebook  twitter  instagram 

 

El 14 por ciento de la población diana (50 a 69 años) de la provincia ha recibido la carta para realizarse el cribado que detecta este tumor en fase inicial o las lesiones premalignas

colonoscopiaFuente: laopniondemalaga.es

 

El 90 por ciento de los casos en esta etapa se superan

 

Potenciar el programa de detección precoz del cáncer de colon a nivel regional es una de las primeras medidas en materia sanitaria que ha tomado el Gobierno andaluz y, hasta el momento, en la provincia de Málaga ya ha enviado un total de 58.280 cartas a la población diana, comprendida entre los 50 y los 69 años.

La Delegación de Salud confirmó esta cifra de envío de cartas a la población para que acudan a su centro de salud y se realicen el test de sangre oculta en heces, una prueba sencilla y de un coste mínimo de dos euros que es capaz de detectar el tumor en sus etapas iniciales o las lesiones premalignas que lo originan. El 90 por ciento de los casos que se detectan en una fase tan inicial se superan, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). De ahí el énfasis de las administraciones públicas y asociaciones por extender el cribado de manera masiva para la población con más riesgo de desarrollo. Un sistema que ya está implantado al cien por cien en los 179 centros de salud de la provincia malagueña –legado de la Junta presidida por el Partido Socialista– y que el nuevo Gobierno andaluz refuerza para alcanzar el cien por cien en toda la comunidad antes del 2021 con un empuje de diez millones de euros.

Con las más de 58.200 cartas enviadas hasta el momento, y la puesta en marcha de la prueba precoz, el 14,1 por ciento de la población comprendida entre los 50 y 69 años ya ha sido avisada para que se realice el cribado. Una población diana que asciende a un total de 411.390 personas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las últimas cifras relativas a este cáncer en 2018 a nivel provincial, según la AECC, aseguran que en año pasado se registraron 500 casos y hasta 136 personas fallecieron por esta causa.

¿Cómo funciona la prueba?

La prueba es un test de sangre oculta en heces. Si es positiva, lo que ocurre en un 10 por ciento de los casos, se lleva a cabo una colonoscopia, que será la que determine el diagnóstico definitivo. Una prueba valorada en 180 euros. Sin embargo, la AECC detalla que la tasa de participación en estos programas de carácter preventivo no alcanza el 25 por ciento en Andalucía, el porcentaje más bajo de España, un dato que contrasta con la prevalencia de esta enfermedad. Con 2.474 casos nuevos cada año entre la población de riesgo, Andalucía es la comunidad autónoma con mayor incidencia de España, un ranking en el que siguen Cataluña (2.251) y Madrid (1.883).

Los ejemplos a seguir son Navarra y el País Vasco, donde no solo se ha alcanzado el cien por cien de cobertura, sino que la tasa de participación supera el 70 por ciento, según informó la AECC en un comunicado de prensa.

El cáncer colorrectal es el más frecuentemente diagnosticado en la población española, (14 por ciento del total) con 37.172 casos detectados en 2018, seguido por el cáncer de mama (12 por ciento), próstata (12 por ciento) y pulmón (10 por ciento).

En cuanto a la mortalidad, el primero en ambos sexos es el cáncer de pulmón, con 22.481 defunciones al año (20 por ciento de las defunciones por cáncer), el segundo es el cáncer colorrectal con 15.656 defunciones al año (14 por ciento de las defunciones por cáncer) y el tercero el de páncreas, con 6.962 defunciones (6 por ciento).

En cuanto al gasto económico, el coste medio del tratamiento de un cáncer colorrectal en España supera los 27.000 euros, que aumenta mucho más si contamos las terapias biológicas y tratamientos neoadyuvantes y quirúrgicos para la enfermedad metastásica. El coste de dar cobertura a toda la población de entre 50 y 69 años, que en España son casi 12 millones de personas, sería aproximadamente de 65 millones de euros, lo que supone tan solo un 6 por ciento del total gastado actualmente en su tratamiento (1.100 millones de euros anuales).

En cuanto a los factores de riesgo, el principal es la edad, siendo el 90 por ciento de los casos diagnosticados en mayores de 50 años, a lo que se suman otros factores como el sobrepeso y la obesidad, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, la inactividad física, además de ciertos alimentos como la carne procesada.