Domingo 26 Enero 2020

 facebook  twitter  instagram 

Luisa Lorenzo Nogueiras ha sido nombrada gerente de la Agencia Sanitaria Costa del Sol

Antonio Cansino dirigirá el Área Sanitaria de la Axarquía y Francisco Vázquez, la de Ronda

gereaxqFuente: malagahoy.es

El oncólogo radioterápico José Antonio Medina continuará como gerente del Hospital Clínico. Era lo que se preveía. Fuentes sanitarias apuntaron que el propio titular del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Moreno, le confirmó su ratificación en el cargo tras una visita que realizó la semana pasada a Málaga. Medina ocupa la gerencia desde diciembre de 2016, cuando la Consejería de Salud decidió volver a dividir ese puesto que había unificado cuatro años antes. Este archidonés es además jefe de Oncología Radioterápica del Clínico, ya que compatibiliza su labor de gestión con la asistencial.

Por otra parte, previsiblemente este martes, el Consejo de Gobierno de la Junta designará al médico de familia Enrique Vargas –que hasta ahora dirige el centro de salud de Portada Alta– como responsable del Distrito Sanitario Málaga-Valle del Guadalhorce en sustitución de José Luis Gutiérrez. Este dispositivo asistencial es el más importante de la atención primaria de la provincia ya que agrupa a los centros de salud de la capital, algunos de su entorno metropolitano y los de la comarca del Guadalhorce.

Por otra parte, Antonio Cansino dirigirá la dirección del Área Sanitaria de la Axarquía –que agrupa al hospital comarcal y los centros de salud–y Francisco Vázquez, la de la Serranía de Ronda. Previsiblemente, continuará en su cargo el actual gerente del Área Sanitaria de Antequera, José Antonio Ruiz. Por otra parte, Luisa Lorenzo Nogueiras ha sido nombrada como directora gerente de la Agencia Sanitaria Costa del Sol

Hola soy médico. Trabajo desde hace dos décadas para la sanidad pública como Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.  No sé si publicará esta carta, pero por lo menos lo intento.

He revisado entre el asombro y el regocijo las noticias al respecto del bragado maquinista capaz de parar su tren para no poner en peligro potencial a sus ocupantes, al superar el tiempo que de forma continuada podía conducirlo. Digo bragado porque hay que tener valor para exponerse al calvario de investigaciones, expedientes, sanciones y demás presiones que la empresa le va a hacer soportar. Seguro había sido más fácil seguir hasta llegar a su destino, como seguro él mismo y muchos de sus compañeros, ha hecho otras veces, ya que, hasta que pasa, nunca pasa nada, por conducir dos o tres horas más.