Viernes 20 Septiembre 2019

 facebook  twitter  instagram 

Los profesionales de familia y pediatras de atención primaria mantendrán sus protestas hasta que el SAS atienda sus demandas

ASAMCOMMA3Fuente: diariosur.es

Los médicos de familia y pediatras de atención primaria en la provincia de Málaga han decidido cambiar de estrategia e incrementar sus protestas para seguir reclamando una mejora en las condiciones laborales y disponer de más tiempo para atender a los pacientes. Tras una asamblea celebrada este lunes en el Colegio de Médicos han decidido dejar los paros a tiempo parcial y convocar huelgas para los días 16, 23 y 27 de noviembre.

Los responsables del Sindicato Médico de Málaga y de la plataforma 'Basta Ya', que agrupa a casi 300 médicos de familia y pediatras, han decidido que a partir de ahora no realizarán tres paros parciales cada semana, sino que concentrarán sus fuerzas en un único día. Así, mantendrán el paro parcial previsto para el próximo jueves 8 de noviembre y tres jornadas completas siguiendo el mismo calendario que en la provincia de Huelva. A partir de entonces, estos paros se repetirán todas las semanas hasta que el Servicio Andaluz de Salud les dé una solución a sus demandas.

Además de las diferentes huelgas previstas, los responsables del comité de huelga también decidieron organizar un gran acto –aún por definir– para que la movilización sea visible en toda la ciudad. Los asistentes también han aprobado realizar una manifestación conjunta en Sevilla que se convocará próximamente. Las movilizaciones continuarán hasta que el SAS se siente a negociar las diez demandas propuestas por el colectivo, que se resumen en un aumento de facultativos, igualar los sueldos con la media española y disponer de al menos 10 minutos para ver a cada paciente.

Tras la asamblea, los diferentes responsables del comité de huelga se han mostrado satisfechos por la acogida que había tenido, ya que han participado cerca de 150 profesionales médicos. El presidente del Sindicato Médico, Antonio Martín, ha recordado que nada de lo que están pidiendo es una locura y ha pedido a la administración que atienda sus demandas; mientras que el vocal de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Málaga, José Antonio Trujillo, apuesta por intensificar la negociación para lograr los objetivos de la huelga. «Nunca se ha intentado hacer daño al usuario porque necesitamos su apoyo», han resumido.

Como viene informando este periódico, las reivindicaciones principales pasan por el incremento de las plantillas de facultativos de los centros de salud malagueños (el SMM considera que hacen falta 150 médicos de familia y 50 pediatras más en toda la provincia), estabilidad en el empleo con contratos de larga duración, , igualar los sueldos con la media española (igual salario para igual trabajo), ya que los médicos andaluces cobran unos 600 euros menos que la media española, rechazo de los contratos programa e implantación de la vigilancia en todos los centros de salud para evitar las agresiones a los profesionales (de los 26 centros de salud de Málaga, contando el de Rincón de la Victoria, solo seis o siete tienen vigilancia).

Asimismo, se reclama la libertad de prescripción, poder solicitar más pruebas diagnósticas a los pacientes sin cortapisas, con un plazo de resolución de las mismas que no supere los 30 días, y una autogestión real en los centros de salud.