Viernes 20 Septiembre 2019

 facebook  twitter  instagram 

  • Noticias

Subidas salariales para los próximos 3 años

El Gobierno ha puesto en Madrid sobre la Mesa General de Función Pública subidas salariales fijas para los empleados públicos del 1,5% para 2018, el 1,75% para 2019 y el 2% para 2020, a lo que suma un alza variable que dependerá de la evolución de la economía.

Según han explicado los sindicatos asistentes tras la reunión mantenida con la secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, la oferta del Gobierno establece un tope a la subida salarial, con lo que en el mejor de los escenarios (que el crecimiento del PIB estuviera en los 3 años siempre más de 4 décimas por encima de las previsiones) el alza acumulada entre 2018 y 2020 sería inferior al 8%. En la CESM consideramos que sigue siendo insuficiente, porque “ni se acerca a la pérdida del 30-35% que hemos sufrido en los últimos años. No nos parece serio además que se proponga una subida lineal, porque para ello antes tendríamos que recuperar todo lo recortado”, ha dicho nuestro Secretario General. En este sentido, los sindicatos que estuvieron en la mesa también han rechazado la propuesta por considerarla insuficiente e incluso la central de funcionarios amenaza con llevar a cabo movilizaciones durante este otoño. Ahora se establecerá la subida que crea oportuna el Sr. Montoso.

Además, tampoco está dispuesto a retirar la tasa de reposición para las OPEs, solo subiría hasta el 100% las que siguen recortadas (en Sanidad ya estamos con ese 100% hace dos años; lo que queremos es que se quite la tasa y se puedan recuperar los puestos perdidos en la crisis).  Esto, pues, tampoco nos sirve.

Respecto a las 35 horas no se avanza ni el ejecutivo deja tampoco la posibilidad a las CCAA de regular su jornada como un máximo.

Por si lo anterior fuera poco, tras los hechos acontecidos en los últimos 3 días en Cataluña

el gobierno ahora tampoco podrá contar de entrada con el apoyo del PNV para sacar adelante los Presupuestos Generales para 2018. Así que nuevo episodio de incertidumbre.