Lunes 16 Septiembre 2019

 facebook  twitter  instagram 

Solo en la provincia de Huelva, las agresiones físicas y verbales a profesionales sanitarios aumentaron en un 42 por ciento más en comparación con 2017

Fuente: elmedicointeractivo

La Junta de Andalucía ha dado a conocer que la Consejería de Salud y Familias va a impulsar medidas más efectivas para la protección de profesionales del sistema sanitario público andaluz ante casos de agresiones cuando desempeñan su actividad, a través de un nuevo Plan de prevención y atención. Esta medida se toma después de que en la provincia de Huelva el número de casos registrados se haya cifrado en 135. Esta cifra supone un aumento de agresiones en un 42 por ciento respecto al año pasado solo en esta región.

En concreto, entre las principales medidas del nuevo plan, cuyo diseño y aplicación va a contar con la participación directa de los propios profesionales, se encuentra la puesta en marcha de un programa especial de acompañamiento al trabajador agredido. En cuanto al propio grupo de trabajo que se ocupará de la realización de este Plan de prevención, este estará compuesto por miembros de la Consejería de Salud y Familias, el SAS, colegios profesionales, sindicatos, asociaciones de pacientes, interlocutores policiales sanitarios y la Asociación de Letrados de la administración sanitaria de Andalucía

De esta forma,  la Junta ha defendido a través de  un comunicado que el sistema sanitario público de Andalucía “debe profundizar en el respeto del ejercicio de los derechos que tienen reconocidos los usuarios, pero también, de forma recíproca, debe exigírsele a estos el cumplimiento de sus deberes, como es hacer un uso adecuado de los servicios sanitarios en un ambiente de mutua cordialidad, confianza y respeto, en aras de la mejora de las relaciones entre los ciudadanos y los profesionales de la salud”.

Medidas concretas

Sobre las medidas que planteará este nuevo Plan de prevención y atención, en primer lugar se tomarán medidas dirigidas a concienciar a los pacientes y usuarios con campañas informativas explicando cómo funciona el sistema sanitario andaluz y qué puede o no puede hacer un profesional.

Asimismo, se ha adelantado que se espera promover la habilitación de “canales ágiles y rápidos para que la persona que sufre una agresión, ya sea verbal o física, no esté sola momentos después que se produzca”. Así, se ofrecerá apoyo desde el primer momento y se facilitará la realización de las actuaciones contempladas.

De esta forma, en caso de que se haya producido una agresión, se facilitará atención psicológica durante el tiempo que sea necesario y, en todo momento, se acompañará al profesional agredido a recibir asistencia sanitaria”. Otra de las medidas es la simplificación de la tramitación burocrática, de manera que se pueda simultanear la cumplimentación de los documentos para evitar que el profesional tenga que recordar repetidamente lo ocurrido.