Martes 28 Enero 2020

 facebook  twitter  instagram 

  • Noticias

Voto por correo en las Elecciones Sindicales S.A.S. 2019

Una vez superado el obstáculo de los censos defectuosos que nos ha proporcionado el SAS de cara a la ELECCIONES SINDICALES del próximo 20 de febrero, ahora tenéis que valorar la posibilidad de que ese día no podáis estar de presencia física en vuestro centro para poder ejercer vuestro derecho al voto. Para superar esa dificultad está la opción del voto por correo.

Para poder votar por correo tendréis que solicitarlo a la Mesa Coordinadora de vuestra Unidad Electoral en el Modelo A1 (te lo adjuntamos). La solicitud se tramitará por correo. Los pasos son éstos:

Habrá que dirigirse a la oficina de Correos más cercana provistos de: vuestro DNI, el Modelo A1 relleno (solicitud de voto por correo) y un sobre. El sobre irá abierto para que pueda sellarlo y fecharlo el trabajador de Correos antes del envío definitivo. Este envío será certificado urgente. Con esto ya has solicitado poder votar por correo. Si quieres llevar el papel del envió certificado ya cumplimentado de antemano para ganar tiempo, puedes hacerlo online en esta dirección: Formulario online para envíos de oficina y lleva a Correos sólo el código que se te genere.

Esa carta llegará a la mesa coordinadora y ésta te remitirá, a la dirección que tu hayas puesto en el modelo A1, el material de voto: sobre y papeletas.

Por último, para votar, introduce la papeleta elegida en el sobre de votación y ciérralo. En un sobre de correos de tamaño un poco mayor, introduce: una fotocopia de tu DNI  y el sobre de votación ya cerrado con sólo la papeleta en su interior. Cierra el sobre grande para enviar y hazlo certificado y urgente a la misma dirección de Mesa Coordinadora que usaste al solicitar voto por correo.

Cualquier duda sobre todo esto consúltala con tu delegado sindical.

 

Hola soy médico. Trabajo desde hace dos décadas para la sanidad pública como Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo.  No sé si publicará esta carta, pero por lo menos lo intento.

He revisado entre el asombro y el regocijo las noticias al respecto del bragado maquinista capaz de parar su tren para no poner en peligro potencial a sus ocupantes, al superar el tiempo que de forma continuada podía conducirlo. Digo bragado porque hay que tener valor para exponerse al calvario de investigaciones, expedientes, sanciones y demás presiones que la empresa le va a hacer soportar. Seguro había sido más fácil seguir hasta llegar a su destino, como seguro él mismo y muchos de sus compañeros, ha hecho otras veces, ya que, hasta que pasa, nunca pasa nada, por conducir dos o tres horas más.