Sábado 21 Septiembre 2019

 facebook  twitter  instagram 

  • Noticias

Solo cinco CCAA llegarán a tiempo para pagar la subida a los funcionarios en julio

La mayoría de los empleados públicos tendrán que esperar a agosto para recibir el aumento salarial en sus nóminas

MSPMBATETFuente: lavanguardia.com

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha anunciado que este lunes se dará la orden para que las Administraciones Públicas puedan aplicar la subida del 0,25% adicional a los funcionarios que aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes.

La medida “está en marcha por parte del Gobierno y ya depende de los equipos gestores de cada administración el momento en el que se haga efectiva en las nóminas de los trabajadores públicos”, ha explicado la ministra tras la reunión mantenida con los Sindicatos de Función Pública (CCOO, UGT y CSIF) esta mañana en la sede del Ministerio.


Incremento del 1, 75%efectivo desde el 1 de julio


Según las estimaciones manejadas por los sindicatos, solo cinco Comunidades Autónomas tenían todo preparado, a la espera de la publicación oficial de la subida, para poder hacer efectiva esa subida este mismo mes de julio: Comunidad de Madrid, Extremadura, Murcia, Andalucía y País Valencia. El resto deberían poder llegar a actualizar las nóminas el mes de agosto, aunque todo depende de la gestión de personal durante el periodo vacacional.

Lo que es seguro es que a final del verano todos los trabajadores de la función pública cobrarán un 1, 75% más. Un incremento salarial que corresponde a una subida fija del 1, 50%, que tiene efectos desde el 1 de enero, más un 0,25% adicional en función del crecimiento del PIB, que comienza a aplicarse desde el 1 de julio. Ambos fueron acordados por los sindicatos con el Gobierno anterior.


Nueva oferta de empleo público, en el próximo Consejo de Ministros


Batet también ha anunciado que el Gobierno tiene previsto llevar al Consejo de Ministros la próxima semana si es posible y si no antes del final del mes de julio la aprobación de la nueva oferta de empleo público, cuyo alcance ha evitado detallar hoy. Además, ha asegurado que esa oferta se reforzará en seis meses con las convocatorias de estabilización de los años 2017 y 2018.

También está previsto que se aprueben antes de las vacaciones de verano, los detalles del incremento de la masa salarial de 0,20% contemplado en el II Acuerdo Gobierno-Sindicatos para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo, firmado con el Gobierno del Partido Popular.

Para el 23 de julio están convocada la mesa de negociación con los sindicatos de la administración central para definir un acuerdo que en palabras de Batet está “casi cerrado”, para que los empleados de la administración central recuperen el 100% de las prestaciones por incapacidad temporal que perdieron con las reformas de 2012.


A la espera de un otoño caliente


De esta forma se abre la negociación para que las CCAA recuperen también estas prestaciones. Según quedará fijado, previsiblemente en el Consejo de Ministros del próximo 27 de julio. Ese día también se creará un grupo de trabajo para controlar el absentismo.

Para el otoño, quedan el resto de medidas contempladas en este texto. Entre ellas está la recuperación de la jornada de 35 horas o la bolsa de horas de libre disposición para facilitar la conciliación.

En principio, Batet, ha asegurado que el Gobierno “está dispuesto a hablar sobre todo”, dejando la puerta abierta a cualquier negociación. Una posición que no ha gustado demasiado a los sindicatos que ha tildado su comparecencia de hoy de tener un tono “muy electoralista”. Lo que no hay duda es de que, en materia de función pública, será un “otoño caliente”, Miguel Borrat, presidente de CSIF.

Para los sindicatos de la Función Pública su estrategia de negociación se basa en ”recuperar todos los derechos arrebatados durante los años de la crisis”, según ha dejado claro en su intervención Pepe Fernández, coordinador del área pública de CCOO.