Sábado 21 Septiembre 2019

 facebook  twitter  instagram 

El consejero de Salud y Familias anuncia un plan de choque de 25,5 millones de euros para reducir la actual demora en el SAS para 843.538 usuarios

consajagFuente: diariosur.es

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, denunció ayer que el anterior Gobierno socialista ocultó a 548.708 pacientes de las listas de espera quirúrgicas y de consultas de especialistas. Con la cifra aflorada el Servicio Andaluz de Salud (SAS) contaba al 31 de diciembre pasado con un total 843.538 personas pendientes de una consulta con el médico especialista o de un ingreso hospitalario para operarse, más del doble de lo que se conocía. Aguirre anunció que el Consejo de Gobierno aprobó un plan de choque de 25,5 millones de euros hasta diciembre de 2019 para reducir las listas de espera, especialmente para atender en tres meses como prioridad la cirugía de los algo más de 30.000 pacientes fuera de plazo según la normativa vigente o con más de un año de espera.

Tanto Aguirre como el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, calificaron de «escandalosas» las cifras atribuidas al maquillaje en las listas de espera. Bendodo manifestó que el ejecutivo estudiará si acudir a los tribunales por ello.

¿Sufres las listas de esperas sanitarias?

Si eres de los pacientes que ha sufrido o sufre las consecuencias de las listas de espera sanitarias en Andalucía, contacta con nosotros para relatarnos tu caso. Puedes hacerlo mediante el WhatsApp de SUR: 660481739.

Aguirre citó los diez hospitales en los que se acumula el 75% de los pacientes en lista de espera, que llamó «bolondrón», y en los que actuará con prioridad: Virgen de las Nieves y San Celicio (Granada); Virgen del Rocío y Virgen Macarena (Sevilla); Torrecárdenas, Inmaculada y Poniente (Almería); Hospital de Jaén (Jaén); y Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena (Huelva).

Las especialidades que acumulan un mayor número de pacientes a la espera son traumatología, oftalmología, cirugía general y urología.

El consejero explicó que el maquillaje se ha hecho de forma «torticera». Según su informe, el anterior gobierno remitía al Ministerio de Sanidad las cifras de las consultas solicitadas por el médico de familia al especialista con cita, pero excluía la de los pacientes a la espera de la llamada para la comunicación de aquella; Del mismo modo tampoco remitía los datos de las solicitudes interconsultas de atención hospitalaria con cita y sin cita. En el caso de las demoras hospitalarias la trampa ha estado en que se daba de baja a las personas derivadas a la concertada previo acuerdo con los pacientes una vez que estos rozaban la fecha límite establecida por ley, 90, 120 y 180 días, para una operación según la especialidad. El que fueran derivados a la privada no siempre hizo que se cumplieran los plazos. La publicación de las listas de espera se rige por el sistema de garantías de plazos puesto en marcha en 2001. De esta forma, el SAS bajo el mando de Susana Díaz ocultó al Ministerio de Sanidad 86.146 pacientes en lista de espera quirúrgicas y otros 462.561 de especialista. En total: 548.708 pacientes. «Han mentido a sabiendas. Se han ocultado cifras, se ha mentido a los andaluces, a los pacientes y a quienes esperaban una operación o una cita con el especialista», lamentó Aguirre. El SAS publicó el pasado junio una lista de espera de 222.962 pacientes en las consultas de especialistas con una demora de 53 días y solo 23.768 usuarios con espera de más de 60 días. Tras aflorar los listados ocultos, a final de diciembre eran 685.523 los pacientes, con una demora de 176 días y 305.734 de más de 60 días. En cirugía, la lista publicada en junio era de 71.868 pacientes pendientes de pasar por el quirófano con una demora media de 74 días y 6.475 fuera de plazo según la legislación andaluza. La cifra real ahora es de 158.015 pacientes en espera, con una demora de 208 días y 30.340 con una espera de más de un año. Esto supone, agrega Aguirre, que la demora media aumenta en 134 días para las operaciones quirúrgicas y 123 días para las consultas.

Aguirre informó que a partir de ahora se publicarán las listas de espera cada tres meses y con todas las estadísticas. También se facilitará a los usuarios la posibilidad de hacer un seguimiento a su expediente médico a través de la firma electrónica o una ventanilla en la web. Lo más destacable es la voluntad política del nuevo gobierno de afrontar el problema con un plan de choque para agilizar los plazos y acabar con el cuello de botella.

Para ello, parte de los 25,5 millones de euros se irán en incentivos para los cuadros médicos de los centros públicos de la Junta para acortar las listas de espera. Jesús Aguirre avanzó jornadas intensivas para lo que se les ofrecerá a los equipos médicos la ampliación de cinco horas de trabajo, la apertura de quirófanos por la tarde e incluso fines de semana; y la rotación por hospitales andaluces de equipos móviles como otra de las alternativas. También reconoció que parte del dinero, unos 15,5 millones de euros, se destinará a los centros privados concertados con la Junta para a través de ellos agilizar las operaciones pendientes.


PSOE y Adelante creenque el bipartito abona el terreno para las privatizaciones


El Gobierno actual y el Gobierno anterior de Andalucía han entrado en la guerra de cifras. Los socialistas han replicado al bipartito PP-Cs sobre las listas de espera que es este el que miente. Aseguran en un comunicado que las cifras publicadas por el Ministerio de Sanidad el pasado junio «son datos oficiales contrastados, expedidos según los criterios y parámetros dictados para todas las comunidades autónomas por el propio ministerio».

El PSOE, en un comunicado firmado por la ejecutiva regional, sostiene que el Gobierno actual miente porque está preparando el terreno para aumentar los conciertos y las privatizaciones. «De hecho, 15 de los 25 millones presupuestados en el plan de choque anunciado tras la reunión del Consejo de Gobierno, van a destinarse a conciertos con la sanidad privada», sostiene.

«Andalucía está por debajo de la media nacional en tasa de pacientes pendientes, en porcentaje de pacientes con más de 6 meses de espera y en demora media. En la comunidad andaluza, 9 de cada 10 pacientes se opera dentro de plazo», asegura en el texto.

Frente a los datos facilitados por el Gobierno, los del PSOE son los siguientes: Los andaluces esperan una media de 73 días para una operación no urgente (93 días en la media nacional). En lo referente a consultas, la media andaluza es de 53 días (57 días en el Sistema Nacional de Salud). Los andaluces que esperan más de 6 meses una intervención son el 6,1%, la mitad del porcentaje de la media española, del 12,95%. En citas, había 222.962 pacientes andaluces esperando una consulta con el especialista, 27,69 pacientes por cada mil, mientras que en España era del 43,06.

Adelante Andalucía también sospecha una estrategia para privatizar servicios sanitarios. «¿Más contrataciones en la sanidad pública para reducir las listas de espera? No, mejor forrar a sus amigos de la sanidad privada con el dinero de todos», dijo el coordinador de IU y portavoz de la coalición, Antonio Maíllo, en sus cuentas de redes sociales.