Sábado 19 Octubre 2019

 facebook  twitter  instagram 

  • Noticias

¿Está boicoteando la Administración saliente al Sindicato Médico?

Actualmente el SMA ostenta un importante porcentaje de representación en la mesa sectorial que ha resultado muy incómodo a la administración, poco acostumbrada a que le discutieran sus propuestas y argumentos con contundencia.

smaceFuente: Comité Ejecutivo SMA

El día 20 de febrero habrá elecciones sindicales en el SAS. En estas elecciones, los trabajadores del SAS elegiremos a nuestros representantes sindicales ante la Administración. El resultado electoral determina la presencia que cada organización tendrá en las Juntas de Personal y si estará presente en la mesa sectorial de sanidad, la mesa principal de negociación en materia sanitaria en Andalucía.

El proceso electoral ya se ha iniciado. En esta fase inicial, la administración debe aportar a las organizaciones sindicales los censos electorales de cada centro, en el que se incluyen, entre otros datos, la mesa electoral en la que debe votar cada trabajador. Esto nos permite detectar posibles errores con el fin de subsanarlos y garantizar así que todos los trabajadores puedan ejercer su derecho al voto sin dificultad.

Pues bien, los censos que nos ha proporcionado la administración contienen innumerables errores, que afectan en especial al colectivo médico y facultativo en general. Hemos tenido problemas para que nos den los censos en formato digital; cuando lo han hecho, estos son incompletos, faltan datos importantes, como la categoría o especialidad del trabajador. Un error especialmente grave es que muchos profesionales no están asignados a las mesas ubicadas en su lugar de trabajo, sino en otras alejadas del mismo. También ha habido problemas con los facultativos que están en comisión de servicio, que en muchos casos no aparecen en los censos de los centros en los que se encuentran trabajando actualmente. Los médicos eventuales también han sido asignados en muchos casos a mesas alejadas e incluso, en algunos casos, han desaparecido del censo, los EIR que debieran estar asignados a las mesas del comité de empresa han sido asignados a mesas de junta de personal, los eventuales que deben renovar el 1 de febrero no aparecen en los censos, etc.

La gravedad de estos errores radica en que, de no ser subsanados, van a dificultar gravemente, y en muchos casos impedir, que muchos trabajadores, en su mayoría personal facultativo, elijan a sus representantes sindicales ante la administración.

En ninguna de las elecciones anteriores se habían producido tantos errores, que curiosamente afectan en especial a nuestro colectivo. Además, estamos teniendo importantes dificultades para que estos errores sean subsanados. Estas dificultades podrían tener como consecuencia que el Sindicato Médico viera seriamente mermada su representatividad ante la Administración.

La actitud del SAS hacia el Sindicato Médico ha cambiado radicalmente tras las recientes elecciones autonómicas. La anterior presidenta de la Junta, Susana Díaz, se refirió a nosotros, días antes de las elecciones, como un sindicato “corporativo” y nos acusó veladamente de perseguir intereses perversos. Aunque no lo dijo con esas palabras, era evidente que nos acusaba de pretender influir en el resultado electoral. La misma acusación hizo contra nosotros el SAS en un comunicado publicado en su página web tras las elecciones. Esto es inaudito. Nunca antes el SAS había dirigido acusaciones similares hacia ningún sindicato. Estas acusaciones, por supuesto, son infundadas. La prueba es que nuestras movilizaciones en defensa de la sanidad han continuado tras el cambio de gobierno. Nuestro único interés es la defensa del colectivo de facultativos del SSPA, gobierne quien gobierne.

El gobierno que acaba de dejar la Junta ha demostrado tener muy mal perder. No ha encajado bien la derrota electoral y pretende culpar de la misma, al menos en parte, a nuestra organización. Con estas acusaciones solo demuestra su menosprecio a los facultativos y a sus representantes, y que no le preocupa el grave estado de deterioro en que ha dejado a la sanidad andaluza.

No queremos pensar que las irregularidades que estamos detectando en los censos electorales puedan tener alguna relación con las acusaciones que el anterior gobierno de la Junta nos ha dirigido. Sería terrible que nuestra organización estuviese sufriendo represalias por haber defendido la mejora de la calidad asistencial y de las condiciones laborales y retributivas de los facultativos (médicos, veterinarios, farmacéuticos, biólogos, odontólogos, radiofísicos, etc). En ese caso, esta Administración estaría cometiendo un último atropello contra nuestro colectivo.

En cualquier caso, debe quedar claro que el sindicato médico adoptará las medidas que considere necesarias para garantizar el efectivo derecho al voto de todos los trabajadores, y que no vamos a tolerar un nuevo agravio de esta Administración, que parece empeñada en marcharse con la misma actitud de menosprecio al colectivo facultativo que ha demostrado todos los años en que ha gobernado.