Es inaceptable que los facultativos que deben permanecer en aislamiento domiciliario sufran además una importante merma salarial por la consideración de Incapacidad Temporal derivada de enfermedad común. []