Sábado 30 Mayo 2020

 facebook  twitter  instagram 

  • Noticias

Primer plan nacional de la Guardia Civil contra las agresiones en sanidad

El cuerpo de seguridad ha puesto en marcha un programa piloto en Cádiz y estudia extenderlo al resto del país

gcFuente: redaccionmedica.com

La Guardia Civil está cada vez más concienciada con acabar con las agresiones en sanidad y prueba de ello es que, el pasado día 9, este cuerpo de seguridad ha puesto en marcha un programa específico que hace frente a la lacra de este sector. Se trata de una actuación pionera denominada ‘Plan Protege’ y, aunque de momento está en pruebas en la provincia de Cádiz (estudiando sus mejoras), la institución se plantea exportarlo a nivel nacional, tal y como confirma a Redacción Médica Manuel González, portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil en esta región.

En concreto, este proyecto busca “prestar ayuda especializada y personalizada a colectivos vulnerables o sensibles”, entre los que se encuentran los profesionales sanitarios, pero que se amplía al profesorado o a los párrocos, por ejemplo. El objetivo es “establecer líneas de actuación conjuntas que aporten una respuesta integral que evite la doble victimización”.

Semanalmente, agentes de la Guardia Civil patrullan dentro de los centros sanitarios

Para ello, responsables de la Guardia Civil ya han tenido una primera toma de contacto con los directores de los centros sanitarios, a los que les han explicado en qué consiste este plan y de qué manera van a actuar para proteger a su personal. “A partir de ese momento, los agentes patrullan semanalmente en los centros sanitarios, para que se vea presencia uniformada dentro los mismos, lo que ayuda en la labor disuasoria”, comenta a este medio González.

Además de esto, otra de las novedades de esta actuación es la gestión personalizada que hacen los agentes ante una agresión en sanidad. Por un lado, facilitan su número de teléfono a gerentes y profesionales sanitarios para que tengan un contacto directo si son agredidos por un paciente en el hospital. Y, por otro, acompañan y atienden personalmente al médico o enfermero agredido cuando acuden a la comandancia a interponer la denuncia. “La atención es especializada y prioritaria en estos casos. No tienen que hacer cola ni esperar en una sala para ser atendidos”, explica.

Asimismo, a la hora de redactar la denuncia, el profesional cuenta con el asesoramiento del agente “para exponer correctamente su situación y para que la agresión no quede impune en el caso de que termine en juicio”, añade el portavoz de la Guardia Civil.

El perfil del agente en el ‘Plan Protege’

Tal y como explica la institución, el perfil del Guardia Civil que participará en el ‘Plan Protege’ es un profesional que conoce la realidad “de la calle”, que no tiene la mentalidad cerrada y cuenta con don de gentes para transmitir ideas y reaccionar ante los peligros.

Este perfil es el que se encargará también en desarrollar los planes formativos para hacer frente a una agresión en sanidad. Según comenta González, se trata de dinámicas en grupo, medidas de autoprotección y reconducción de conductas, así como todas aquellas situaciones en las que se pueda ver involucrado el profesional y cómo evitarlas.

Hay que recordar que esta actuación pionera llega un año después de la puesta en marcha del interlocutor policial sanitario de la Guardia Civil, una figura creada por el Gobierno en 2018 (y que también cuenta la Policía Nacional) y que respalda en trabajo que, individualmente, el cuerpo de la Guardia Civil lleva ejecutando desde 2012 por una instrucción interna.