Domingo 20 Octubre 2019

 facebook  twitter  instagram 

El Sindicato Médico Málaga (SMM) exige que se agoten todas las opciones para contratar a más personal pese al descenso de candidatos

Todos los sindicatos reunidos este viernes han decidido ir a nuevas movilizaciones y este mismo martes a las 14 horas volverán a estar unidos frente al Distrito Sanitario Málaga de la capital protestando por una misma causa: la de la nefasta planificación que el Servicio Andaluz de Salud de la Junta de Andalucía ha vuelto a aplicar en las sustituciones de verano en hospitales y centros de salud de la provincia.

Así las cosas, la Comisión Permanente de la Junta de Personal con carácter urgente y representación de todas las organizaciones sindicales integrantes en ésta, han manifestado su firme rechazo a las medidas adoptadas por el Distrito Sanitario Málaga-Guadalhorce para el plan vacacional de 2017.

Principalmente han criticado que la dirección y gerencia del SAS no ha podido contratar -por errores que viene cometiendo desde hace varios años atrás- suficientes profesionales de las categorías escasas en bolsa como médicos de familia pero que tampoco tiene intención de contratar profesionales que sí están disponibles en bolsa como matronas, trabajadores sociales y odontólogos. Lo cual resulta inexplicable.

Los sindicatos lamentan igualmente la falta de información recibida por el SAS en cuanto a saber cuántos refuerzos se iban a realizar en los diferentes grupos de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros etc) y además se oponen radicalmente a que los que trabajen asuman las citas y actividad de los que están de descanso y se dupliquen citas ya expedidas.

Los representantes sindicales reunidos este viernes han incidido en que los médicos y enfermeras en período de formación no deben ser obligados a asumir los cupos completos de los titulares. También han hecho hincapié en que en los centros dónde hay consultorios locales, las sustituciones se limitarán a dar cobertura media jornada, desplazándose el médico y enfermero a atender a los usuarios de dos pueblos en la misma mañana.

Por todo y por esto han exigido que se mantenga el plan de contrataciones durante todo el periodo estival, por si fuese posible todavía contratar a algún profesional más. Que se abonen a los Médicos de Familia obligados a realizar jornada complementaria todos los conceptos retributivos que la nueva situación exige. El respeto escrupuloso de las exenciones de jornada complementaria concedidas a los profesionales por diversos motivos (salud, conciliación familiar, cargas familiares, edad, etc) y la concesión de las solicitudes de permisos sin sueldo, licencia que no genera su sustitución gastos añadidos.

Por último han concluido que el Plan Costa pretende ser el éxito financiero para los gerentes del mismo, por el ahorro económico conseguido sin contratar lo necesario, lo cual afectará a la calidad asistencial hacia el ciudadano. Y es por todo ello que de nuevo han exigido responsabilidades en cuanto a la mala planificación y al maltrato constante del mayor activo del SAS, sus profesionales.